Limpieza para suelos de vinilo

consejos de limpieza para suelos vinilicos

Consejos de limpieza para tus suelos vinílicos

Los suelos de vinilo o de PVC se utilizan mucho en comercios, empresas y oficinas, colegios y guarderías, residencias, hospitales, zonas específicas de los hogares como son cocinas y baños, por sus propiedades de impermeabilidad, -resisten la humedad que no los deforma- resistentes al uso y desgaste diarios, a los productos de limpieza, son muy fáciles de limpiar, de baja conductividad eléctromagnética, no son combustibles, antideslizantes…

Por las propiedades del policloruro de vinilo, material constituyente de este tipo de suelos, se fabrican en diferentes texturas y diseños, imitando mármol, piedra, madera, cemento, etc. Con los cuidados y la limpieza más adecuados los suelos vinílicos pueden conseguir unos niveles de confort y elegancia muy elevados, además de permanecer inalterables a lo largo del tiempo durante muchos años.

Recomendaciones a seguir

Un consejo interesante, que parece muy evidente pero no siempre se considera, es utilizar una pequeña alfombrilla a la entrada del piso, si es de goma y con relieves en su superficie mucho mejor, de esta manera se quedarán atrapados los pequeños restos de grava, suciedad y polvo, químicos que se adhieren en la calle con productos asfálticos, y un largo etc. Es una forma de eliminar al menos una parte de los arañazos y elementos que pueden rayar el suelo de pvc. Pero también se pueden utilizar alfombrillas en la cocina en zonas muy concretas y que tienen tránsito, como la zona de cocinar o el fregadero, evitando desgaste del color y otros posibles daños al pavimento sintético.

Mantén tu suelo siempre como nuevo

Si quieres que tu suelo vinílico mantenga por mucho tiempo su aspecto de nuevo deberás proceder a cepillar, barrer o aspirar todos los días, o casi a diario, la suciedad y el polvo que se depositan, la acumulación de estos elementos produce incrustaciones y abrasiones en su superficie, quitando brillo y textura con el paso del tiempo.

Cuando se te derramen líquidos sobre el suelo sintético deberás limpiarlos inmediatamente, aunque sea agua, ya que si se quedan mucho tiempo sobre el mismo, pueden producir alteraciones en su material, en especial líquidos que contengan azúcar como zumos, refrescos, etc.

Qué limpiador usar

Los limpiadores que utilices para limpiar el suelo de vinilo deberán ser muy suaves y poco agresivos para mantener inalterables por mucho tiempo los colores, texturas y apariencia del suelo. Utilizar una solución compuesta por un vaso de vinagre de manzana mezclada con unos cuatro litros de agua caliente y unas gotas de un aroma esencial para neutralizar el olor del vinagre, aplicando con la mopa, será suficiente para dejar una superficie limpia, desinfectada y con mucho brillo. Si hay mucha suciedad puedes añadir un poco de jabón lavavajillas, esto ayudará a desincrustarla. El vinagre es un aliado natural de la limpieza y desinfección, y es un producto natural por lo que al utilizarlo estamos siendo respetuosos con el medio ambiente. Limpia diariamente con esta fórmula y mantendrás los suelos de vinilo como si los acabaras de estrenar. Debes tener en cuenta que el olor a vinagre desaparece y se elimina totalmente cuando se acaba de secar el suelo.

Si hay algunas rayas superficiales puedes aplicar aceite de jojoba con un paño sobre las mismas, en varias pasadas frotando muy bien. Las rayas desaparecerán, dando un aspecto de brillo y limpieza al suelo vinílico, que lucirá como nuevo.

Más información

Como quitar manchas de hongos

consejos eliminar moho

Eliminar manchas por hongos en tu cuarto de baño

El cuarto de baño, y en especial las juntas de la zona de la ducha y la bañera, es donde más proliferan los hongos por la humedad, por ser zonas cerradas y tener habitualmente temperaturas altas por efecto del vapor de agua, y también por efecto de restos continuados de jabones, espumas y aceites de los productos de higiene personal, que se van acumulando. Además, en muchas de las actuales edificaciones, los cuartos de baño y aseo no disponen de ventana, siendo la falta de ventilación y la oscuridad dos circunstancias óptimas para la proliferación de hongos. Cuando las manchas ennegrecidas de hongos ya son visibles, sobre cemento blanco en juntas, sobre silicona, sobre azulejos, y también en cortinas de plástico o en textiles, como toallas o alfombras,  tenemos un problema. En este post te vamos a dar unos consejos de empresas de limpieza para poder librarte de tan antiestéticas manchas en poco tiempo.

Remedios naturales

Se puede atacar a los hongos por medios naturales, con los productos caseros de toda la vida, ya que son muy prácticos y efectivos. Es un clásico utilizar una mezcla de vinagre blanco –un vaso- con un poco de agua y unos 50 gramos de bicarbonato de sodio. Se echa en una botella, integrando bien los tres productos, y se aplica a las manchas de moho directamente sobre ellas, dejando actuar unos 45 minutos, frotando luego contundentemente con un cepillo de dientes. Verás que las manchas se van despegando y desapareciendo de las juntas, mamparas u otras zonas de la ducha o bañera. Aclarando con agua tibia y secando con un paño, el resultado es sorprendente, todo brillará como nuevo. Además, has utilizado productos naturales por lo tanto has sido respetuoso con la naturaleza, y tu economía también lo notará.

Uso de productos específicos

Pero si no dispones de tiempo de preparar la mezcla, o prefieres utilizar directamente un producto comercial anti-hongos, puedes optar por uno de los múltiples que existen en el mercado, pero asegúrate que tiene lavandina como ingrediente activo contra las esporas de los mohos, que impide su multiplicación. Se aplican en forma de spray directamente sobre las manchas, dejándolos actuar según las normas de uso que se indican en las etiquetas. Entre las normas generales de utilización de estos productos industriales para eliminar los mohos, la primera es leer la etiqueta con detenimiento; si el producto contiene lavandina, se manipulará con guantes y evitaremos que entre en contacto con los ojos, utilizaremos gafas de protección; y en caso de contacto accidental con nuestro cuerpo, se lavará la zona inmediatamente con abundante agua. Si persiste la irritación o molestias, habrá que ir a un servicio médico. Y una norma básica: Mantener estos productos de limpieza en zonas inaccesibles para los niños. La zona debe permanecer bien ventilada durante su utilización. Si utilizas el producto siguiendo las instrucciones del fabricante, no tendrás ningún problema.

Manchas en textiles

Los hongos también dejan manchas en las toallas, albornoces, y textiles del baño. Se pueden eliminar en la lavadora, usando un programa para algodón a alta temperatura añadiendo únicamente dos vasos de vinagre blanco, ni jabón ni aditivos. Cuando termine el lavado, lavar otra vez con jabón tipo marsella o puro. Si se puede, secar al sol. Las manchas habrán desaparecido. Como norma para evitar que se produzcan los mohos en toallas, una vez usadas, extenderlas para que se sequen pronto, y si es posible que tengan luz natural y ventilación.

Más información

Uso del bicarbonato de sodio en la limpieza

Uso del bicarbonato de sodio en la limpieza

En nuestro hogar disponemos de numerosos productos caseros que nos facilitan las tareas de limpieza, sin tener que dejarnos mucho dinero en la compra de productos químicos especializados. Tal es el caso del bicarbonatado de sodio, un elemento que nos brinda un sinfín de alternativas a la hora de asear y desinfectar nuestra casa.

El bicarbonato de sodio nos ofrece una alternativa natural, sana y económica en comparación con otros productos de limpieza, desinfectantes o desengrasantes presentes en el mercado. A continuación, te presentamos una serie de usos que puedes dar al bicarbonato de sodio en la limpieza del hogar:

Leer más Uso del bicarbonato de sodio en la limpieza