Mantén limpia tu comunidad de vecinos

consejos de limpieza de comunidades

La limpieza en las comunidades de vecinos

¿Cuál es el mejor modo de mantener limpia y siempre en buenas condiciones la comunidad de vecinos?

Dependerá de las zonas comunes del inmueble, ya que no todos necesitan la misma periodicidad en la limpieza de la comunidad, ni la utilización de la misma maquinaria ni de los mismos productos. Estos lugares varían sustancialmente de una comunidad a otra, pero siempre es preciso realizar esta labor con profesionalidad de cara a obtener los resultados deseados. Por ello, quien mejor puede prestar este servicio es una empresa especializada en la limpieza de comunidades de vecinos.

¿Cómo se pueden mantener en buen estado las zonas de mucho tránsito?

Uno de los factores específicos de la limpieza de las comunidades de vecinos es la dificultad que presentan las zonas constantemente concurridas tanto por los vecinos, como por sus visitas. Es el caso de la superficie de entrada al edificio, el ascensor y los rellanos, los cuales necesitan un mantenimiento diario y a poder ser en un horario fuera de las horas punta, de cara poder llevar a cabo una limpieza más eficaz, evitando en la medida de lo posible tropiezos y resbalones.

Los cristales, las lámparas, los focos y las ventanas se pueden limpiar en torno a dos veces por semana, siempre también dependiendo del número de vecinos y de la suciedad que acumulen estos elementos, ya que en portales con mucho movimiento, esta limpieza debe realzarse más frecuentemente. De todos modos, la frecuencia de la limpieza siempre se deberá personalizar en función de cada bloque concreto, y en base a su número de vecinos.

¿Y las escaleras?

Esta es otra de las partes de la comunidad que se deberá limpiar a diario, por el gran transito que soportan y consecuencia la gran acumulación de polvo y suciedad. Las escaleras de madera se pueden limpiar con un paño en seco. Las ceras y los productos específicos para este material también son necesarios. En el caso de las de granito, se recomiendan limpiar y mantenerlas en buen estado con un cepillo suave. Las manchas se pueden eliminar por medio del amoniaco.

Si hay alfombras en la entrada y/o en las escaleras, su limpieza debe ser diaria por medio de una aspiradora profesional, de cara a poder eliminar la gran cantidad de polvo y su suciedad que acumulan a diario. Las manchas de las alfombras se suelen eliminar efectivamente con un rociador. Si fuera necesario, se deberá recurrir a la limpieza en seco.

Las barandillas de las escaleras no se deben olvidar. Además de limpiarlas con la misma frecuencia que las escaleras, también hay que desinfectarlas eficazmente, ya que suelen ser focos de gérmenes.

¿Cómo se debe proceder con los ascensores?

Los ascensores y sus cristales también se deben limpiar regularmente, por la mala imagen del lugar que dan sus cristales con manchas. El acero inoxidable es el mejor producto de cara a limpiar las puertas con los mejores resultados. El buen funcionamiento del ascensor se asegura por medio de una buena limpieza tanto de los carriles de las puertas como de los fosos.

Cuando los vecinos realizan reformas en sus viviendas, resulta fundamental que se conciencien y mantengan en perfecto estado de limpieza el ascensor y las zonas comunes por las que los obreros lleven los diversos materiales que utilizarán para la reforma, los cuales siempre dejan mucho polvo y suciedad en la escalera.

Más información